Murales

Bublegum posee un estilo propio reconocible por cómo pinta las mujeres, calaveras y por supuesto rosas, se caracteriza por como él fusiona realismo con elementos del graffiti como gotas, humo y luces creando un trabajo explosivo.
En cuanto a letras, él comenzó con un estilo model pastel que ha evolucionado y complicado para llevarlo al siguiente nivel. Para Bublegum las letras complementan el realismo, cuando mezcla ambos elementos se siente que es más completo el mural.
Cuando va a pintar siempre prepara un primer boceto pero realmente le gusta improvisar y escuchar lo que le pide la pared en ese momento. Un poco de freestyle es siempre divertido.